Cookies disclaimer

Estoy de acuerdo utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. si navega por nuestro sitio web, estará aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente política de cookies. esta política puede ser actualizada, por lo que le invitamos a revisarla de forma regular

sales +34 966 725 189 lettings +34 966 480 191 +34 655 939 061 Envienos un Correo

Cinco cosas que cambiarán cuando te mudes a España

Al igual que todos los países, España tiene sus hábitos y características. Algunos de ellos puede que sean raros, algunos son divertidos, y otros tal vez un poco molestos. Una cosa es cierta: mudarte a España cambiará tu vida (estilo) y te proporcionará una mochila llena de anécdotas, recuerdos, historias divertidas y experiencias. Aquí tienes cinco "antes y después" que experimentarás cuando te vayas a vivir a España.

Antes: fin de semana – Después: mini-vacaciones

En España, cada fin de semana es, sin duda, como unas mini-vacaciones si vives cerca de la costa. Hay muchos lugares para visitar, y todo el mundo encontrará una actividad que le guste. Si eres un amante de la naturaleza en busca de tranquilidad, que desea practicar senderismo, disfrutar de la gastronomía española o si buscas sorprenderte por eventos culturales y arquitectónicos, siempre encontrarás un lugar donde ir.

Y si ya lo has visto todo, todavía puedes llenar tu agenda con festivales y eventos locales. De hecho, tendrás que tomar decisiones difíciles, porque es simplemente imposible estar en todas partes. Y si lo que deseas es relajarte, todavía está la playa, uno de los muchos parques o simplemente tu propio jardín o balcón...

Antes: un poco de lluvia, a menudo – Después: mucha lluvia, raramente

Un mejor clima es una de las principales razones por las cuales las personas deciden mudarse a España. Y, en efecto, la costa mediterránea del sur de España garantiza más de 300 días de sol al año. Por lo tanto, adiós a los cielos grises y a los días interminables de lluvia.

Pero... Si le echas un vistazo a la precipitación promedia anual puede que te sorprendas. Dependiendo de la región que elijas, la diferencia con tu país de origen puede que no sea tan grande como te esperabas.

¿Entonces, eso qué significa? Bueno, es bastante simple: si llueve, es posible que parezca que el infierno se desata con cantidades inmensas de precipitaciones a corto plazo. Pero tan pronto como llega la lluvia, se va por donde ha venido, y cuando despiertes después de tu siesta, el cielo azul claro ya habrá vuelto a lucir. O en el peor de los casos, puede que llueva durante días y días después de un período de sequía, hasta que se inicie un nuevo período de semanas sin una gota de lluvia.

Antes: un diminuto espacio para aparcar – Después: un gran espacio para aparcar

Encontrar una plaza de aparcamiento en España puede ser todo un reto, sobre todo en las grandes ciudades o pueblos más cercanos a la costa. Aparcar parachoques frente a parachoques es más bien la regla que la excepción, lo que significa que los parachoques son usados para hacer su función: chocar contra otros coches! ¿Quién necesita sensores, si puedes sentir dónde está el otro coche simplemente besándolo?

Puede que sea un reto al principio, pero mudarte a España es como un curso de aparcamiento a velocidad. Y eso no es todo: con las pequeñas carreteras que hay en algunos pueblos y el uso "óptimo" de las plazas de aparcamiento, pronto aprenderás a girar o a pasar entre dos coches con apenas milímetros de distancia en ambos lados. En un abrir y cerrar de ojos, sabrás perfectamente el tamaño de tu coche. Aunque puede que te cueste algunos arañazos llegar a eso...

Antes: coger ticket – Después: preguntar quién es el último de la cola

Hacer cola en España puede ser un poco confuso si no sabes cómo funciona. Por supuesto, en algunos lugares simplemente cogerás ticket y sabrás cuándo es tu turno cuando se anuncie tu número. O habrá simplemente una sola línea y te unirás a ella. Pero en muchos lugares, sobre todo en los pueblos más pequeños y típicamente españoles, la cola no funciona así.

Puedes entrar en un banco y ver un grupo de personas repartidas por toda la oficina sin ninguna idea de quién podría ser el último. Puede que incluso haya varias colas para varios servicios. Así que, ¿cómo puedes saberlo? La pregunta es simple: '¿Quién es el último?'. Sin embargo, la respuesta podría ser un poco más complicada: "Un hombre con un sombrero y un perro pequeño, pero acaba de salir'. Sí, en realidad puedes salir de la cola y recuperar tu lugar cuando vuelvas.

Antes: hora de la comida – Después: hora del segundo desayuno (Almuerzo)

Como todo el mundo sabe, los españoles hacen todo un poco más tarde que otros europeos. Desde levantarse hasta irse a la cama, desde el desayuno hasta la cena. Por lo general, la hora de la comida es después de las 2 pm y los españoles solo empiezan a pensar en la cena alrededor de las 9 pm. Mientras tanto, no dejan de comer: cinco comidas al día es lo normal.

Por lo tanto, si adoptas los hábitos españoles, este será tu horario:

  • Desayuno: primer desayuno, antes de ir a trabajar (7.30-9.00). En comparación con el desayuno en otros países, es sólo una comida ligera a base de café y una tostada, croissant o una magdalena.
  • Almuerzo: entre las 11 y las 12 es el momento para un segundo desayuno. Normalmente, un bocadillo o una pieza de fruta.
  • Comida: un momento importante para los españoles es la hora de la comida. No un sandwich rápido en tu escritorio, sino una comida completa. Consiste en tres platos en muchos casos.
  • Merienda: ¿la hora del té? No en España. Las 6 de la tarde es la hora de la merienda! Puede ser algo dulce o salado.
  • Cena: ¿una comida ligera por la noche? La verdad es que no. Alrededor de las 9.30 es la hora para otra comida. No es tan extensa como la comida del mediodía, pero no es excepcional comerse dos o tres platos por la noche!

¿Todavía tienes hambre? Por supuesto, siempre puedes comerte unas tapas entremedias!